domingo, 27 de enero de 2019

La pregunta

A mediados de los ochenta, tras casi diez años de investigación científica en la Facultad de Física de la Universidad de Barcelona, la matemática me hacía pensar en física, la física en biología, la biología en filosofía y la filosofía en arte. Conseguí, no sin cierto esfuerzo, reunir todas mis inquietudes en una sola pregunta:

¿Es el azar un producto de mi ignorancia o un derecho intrínseco de la naturaleza?

La verdad es que sentí cierto alivio después de escribir, negro sobre blanco, esta pregunta. La escribí mucho, la leí mucho, la miré mucho. La recité un poco. Era una pregunta con sabor a respuesta porque de momento calmaba (y quizá también colmaba) mis inquietudes. La respuesta propiamente dicha a tan particular pregunta no me era especialmente urgente. Pero, eso sí, me sirvió para convocar y para desafiar a unos cuantos científicos en una reunión en la que el concepto de azar se sentó en el banquillo de los acusados. Desfilaron a declarar muchos testigos de la ciencia moderna: la física cuántica, la física estadística, el caos, la evolución biológica, la cosmología, la matemática... todo bajo la atenta y recocijada mirada de Salvador Dalí, un anfitrión que envolvió el debate de musas inspiradoras. Todo el mundo se creció ante la pregunta.

Si la naturaleza es la respuesta, ¿cuál era la pregunta? (2002) Jorge Wagensberg.

sábado, 22 de septiembre de 2018

Elio

Soy como tú dijo. Me acuerdo de todo.
Me detuve un instante. Si te acuerdas de todo, quise decirle, y de verdad eres como yo, entonces antes de que te vayas mañana, o cuando estés a punto de cerrar la puerta del taxi, te hayas despedido de todos los demás y no quede nada que decir en esta vida, entonces y solo entonces, vuélvete hacia mí, aunque sea en broma o como una última ocurrencia que hubiese significado todo para mí cuando estábamos juntos, y, al igual que hiciste en aquel entonces, mírame a la cara, aguántame la mirada y llámame por tu nombre.

Llámame por tu nombre (2007), André Aciman.

sábado, 7 de abril de 2018

Artificial

Dervish © Jennifer Steinkamp.

Ni huele ni se oyen pájaros. Solo clics de selfies en medio de esta naturaleza muerta.

domingo, 27 de agosto de 2017

Villaverde

Los primeros pasos. El barrio de las chiquis. La habitación de Espinete. Zapatilla por la ventana. Botellas de champán. Las luchas. Se me ha dormido la pierna. Paseos por el pasillo. Las notas de mamá. Me toca el baño. ¿Pero por qué lo has tirado? Cumpleaños con piñata. La noticia más triste. La noche mágica de reyes. La mejor almohada. La familia. Mis raíces.