sábado, 21 de agosto de 2010

Las comparaciones son odiosas

Echo de menos algo así en España.


Se trata del Holocaust Memorial y rinde homenaje a todas las víctimas judías del Holocausto. Aquí, ¿qué hemos hecho para recordar a las víctimas del Franquismo? Nada. O sí. Hemos echado al único juez que tuvo las agallas de intentar sentar en el banquillo a los culpables.

Y agallas, y muchas, han tenido los alemanes, y sobre todo, los berlineses. Superar dos guerras mundiales y la durísima Guerra Fría no es baladí. Y podrían haber mirado hacia otro lado en la reconstrucción de la ciudad y olvidar todo lo que han sufrido, pero no. En su lugar, levantaron el Holocaust Memorial o mantienen en pie varios tramos del Muro de Berlín. En España lo único que sigue en pie es el vergonzoso Valle de los Caídos.

Con su conducta, Alemania lanza un mensaje claro al mundo: la Memoria Histórica es fundamental para que un país siga avanzando. Son como el Ave Fénix. Últimamente, incluso la locomotora de Europa. Ellos lo han conseguido. Nos llevan mucha ventaja así que comencemos ya a poner a cada uno en su lugar y a llamar a cada cosa por su nombre.