miércoles, 9 de febrero de 2011

Somos dos

Hace unos días, una amiga me comentaba, extrañada, que su pareja casi nunca quería hacer el amor, o no con la frecuencia con la que a ella le gustaría. Hablando con otra amiga me confesaba que su chico llegaba tan cansado a casa que, a veces, en lugar de practicar sexo, llevaba a cabo otras prácticas, sin contar con ella. Pensé que eran dos casos aislados pero hoy leo esto: "El 80% de las españolas quiere más sexo del que tiene".

Echando un vistazo al estudio, avalado por la Federación Española de Sociedades de Sexología, aparece la disfunción eréctil como uno de los causantes de este rechazo. "Alrededor de dos millones de españoles sufren este problema, aunque sólo entre un 16 y un 17% acude a la consulta de un especialista y, lo peor, tardan de 5 a 6 años en tomar la decisión".

Foto: stock.xchng

Cuando mis amigas me contaron sus "problemillas" les pregunté: "¿Lo has hablado con él?". Una me dijo que sí, la otra, que no. ¿Por qué damos por hecho que (en una relación heterosexual) siempre tiene que ser el hombre el que lleve la iniciativa en la cama? En pleno siglo XXI, cuando estamos hartas de pedir igualdad para todo, ¿por qué no hablamos del sexo sin miedo con nuestras parejas? Estoy convencida de que si ese 80% de mujeres consideradas "insatisfechas" lo hubieran hablado con su pareja, el porcentaje sería mucho menor. Y lo mismo ocurre con la disfunción eréctil.

Ya está bien de hablar de sexo en voz baja y con las amigas. En la cama somos dos.