sábado, 31 de diciembre de 2011

Claudia

I just wanted to come here...

to come here

and say something...

say something important,

something that you said.

You said we should say things

and do things.

Not lie, not keep things back...

these sorts of things

that tear people up.

Well, I'm gonna do that.

I'm gonna do what you said,

Claudia.

I can't let this go.

I can't let you go.

Now, you...

You listen to me now.

You're a good person.

You're a good

and beautiful person...

and I won't let you

walk out on me.

And I won't let you

say those things...

those things about how stupid

you are and this and that.

I won't stand for that.

You want to be with me...

then you be with me.


Magnolia (1999).

jueves, 29 de diciembre de 2011

Un dibujo infantil

Cuando en el colegio nos mandaban dibujar una casa, yo siempre la hacía de la misma forma: un triángulo para el tejado, un cuadrado para la fachada, dos ventanas y una puerta. Si cambiábamos a una escena rural y en lugar de una casa nos pedían dibujar un paisaje, el mío era similar a éste:


Dibujo de 'Silent Spring' de Rachel Carson. Imagen de Marcellus Protest.


Hace unos meses llegó a mis manos 'Silent Spring' (Primavera Silenciosa), de la biológa Rachel Carson y descubrí en sus dibujos la sencillez de los míos. Los suyos -por supuesto- mucho más elaborados y precisos pero la esencia, la curvatura del río, los distintos tipos de árboles y las casas diminutas, era la misma. Esta delicadeza también la transmitió en el texto, sin descuidar el rigor científico.

En 2012 se cumplen 50 años de la publicación del que se considera el primer libro científico de denuncia ambiental y resulta sorprendente cómo se ha ido cumpliendo todo lo que la biológa iba anticipando. Es un libro que, como las buenas películas, no envejece. Ni él ni sus dibujos.