miércoles, 15 de octubre de 2014

Opañel

Sol a raudales los fines de semana, los ronroneos de los sábados, dormir a ras de suelo, ducharte con truco, agua caliente en verano de la fuerza solar, capas y capas invernales, tapones de colores, Ainara, risotto, hojaldre, tu sonrisa en horizontal, faro desde la ventana, a un salto del suburbano, al súper a la hora de la siesta, temotes para running, el aloe perenne, ¿subes?, cenitas con mantel de cuadros, medio sofá camá, pantalla XL, crujidos de madera joven, FAC a prueba de todo, cábalas con la luz, teclear, teclear y teclear, estores sonoros, el refugio. Una vida.

sábado, 26 de abril de 2014

¿Y si...?

En el enjambre de obligaciones cotidianas, una cita consiguió imponerse. La curiosidad dominaba las tareas de ese día. Un remanso de paz en plena Gran Vía, indiferente a la pasión irracional hacia la pelota que dominaba la ciudad.

Philip Ball superó el dolor de su 'pata quebrada' y repasó con emoción la pericia de los más grandes. Curiosidad a raudales en el coloquio, que se convirtió en el epicentro de la charla.

"Nunca sabes a dónde te va a llevar la curiosidad. ¿Podemos hacer esto? ¿Qué pasaría si...?"

"Hay que hacer que las ideas científicas se apliquen, no solo tenerlas. Son evidentes sus beneficios económicos pero, además, son un signo de una sociedad sana. Es parte de la cultura, no solo por los beneficios económicos que aportan".

"Me siento muy afortunado por trabajar en 'Nature'. Revistas como 'Nature' y 'Science' tienen una gran influencia en la investigación porque marcan los puntos calientes de la ciencia. Sin embargo, no publican los mejores artículos".

"La ignorancia en ciencia es fabulosa pero en educación se considera terrible".

Conferencia TecnoRevolución, Fundación Telefónica.

martes, 14 de enero de 2014

Amable y cruel

Cada uno de nosotros existe durante un tiempo muy breve, y en dicho intervalo tan solo explora una parte diminuta del conjunto del universo. Pero los humanos somos una especie marcada por la curiosidad. Nos preguntamos, buscamos respuestas. Viviendo en este vasto mundo, que a veces es amable y a veces cruel, y contemplando la inmensidad del firmamento encima de nosotros, nos hemos hecho siempre una multitud de preguntas. ¿Cómo podemos comprender el mundo en que nos hallamos? ¿Cómo se comporta el universo? ¿Cuál es la naturaleza de la realidad? ¿De dónde viene todo lo que nos rodea? ¿Necesitó el universo un Creador? La mayoría de nosotros no pasa la mayor parte de su tiempo preocupándose por esas cuestiones, pero casi todos nos preocupamos por ellas en algún instante.

El gran diseño. Stephen Hawking y Leonard Mlodinow.